Slow fashion, la moda sostenible. Hazte slow

La moda sostenible es la moda de un futuro más amable, la de las personas y no de las grandes industrias. Es parte del "slow movement", que fomenta la  calma, la actividad controlada, dando prioridad a las actividades que benefician el desarrollo de las personas.
El slow movement nace a raíz de las protestas contra la apertura de un McDonalds en la plaza de España de Roma, momento en que se creó el slow food, en contraposición a los fast foods. Y fué 2007 cuando Kate Fletcher, profesora de Sostenibilidad, Diseño y Moda en el 'Centre for Sustainable Fashion' en Londres creó el movimiento "slow fashion". En 2013 este movimiento adquirió muchas más fuerza tras la tragedia de la fábrica de Bangladesh en la que murieron más de 1100 personas al derrumbarse el edificio en el que producían ropa de manera industrial por no cumplir las normas mínimas de seguridad.

Las prendas de Unique siempre han seguido un proceso de fabricación sostenible con el entorno social. Los materiales proceden de comercios locales, son confeccionadas a mano y distribuidas desde la web y tiendas en las que se apoya esta filosofía.

A partir de la colección de primavera de 2017, Unique elimina también todos los materiales no sostenibles por el entorno natural, confeccionando sus prendas en algodón y lino 100% orgánicos.

El entorno natural

Slow fashion propone sistemas de producción respetuosos con el medio ambiente, tanto en la obtención de las materias primas, apostando por una diversidad de prendas orgánicas, como en el proceso de transformación del mismo, utilizando tintes ecológicos, bajo consumo de agua y evitando las grandes maquinarias.
Los materiales fomentados por esta filosofía son productos nobles que no contaminan el medio ambiente y que son biodegradables, todo lo contrario a los productos utilizados en la 'Fast Fashion'.

 

Algodón orgánico: este tipo de algodón procede de plantas no modificadas genéticamente, además, durante su cultivo, no se utilizan productos químicos sintéticos como plaguicidas o fertilizantes. Actualmente existen tejidos de algodón que certifican no solamente su procedencia y método de cultivo, si no que además nos permiten conocer los procesos posteriores a los que ha sido sometido, como teñidos respetuosos y bajos en consumo de agua.

Lino: Es la primera fibra vegetal que tuvo aceptación en la industria textil. La fibra preparada para hilar, según su procedencia y clases de enriado, tiene un color blanquecino, rubio, tostado o gris claro acerado. El lino, al igual que el algodón, se compone principalmente de celulosa. Es capaz de absorber hasta un 20% de agua, sin que por ello llegue a adquirir un tacto húmedo. La resistencia a la rotura de la fibra de lino es casi doble que la del algodón.

 

El entorno social

La moda sostenible no solamente es respetuosa con el entorno natural, si no también con el social, apoyando el trabajo artesanal, el empleo y el comercio local.
Sus prendas suelen ser confeccionadas o bien por los propios diseñadores y sus equipos, o en pequeños talleres locales. De esta manera, se promueve el empleo local. Finalmente, se ponen a la venta en espacios cooperativos o corners dentro de tiendas que apoyan este movimiento. De esta manera, desde el diseñador, hasta el punto de venta, pasando por todos los componentes de la cadena, obtienen un precio justo por su trabajo.

ÚNETE AL "SLOW"

Afortunadamente, la comunidad "slow" es cada vez más grande, sin ser aún mayoritaria, y cada vez más consumidores son conscientes de la importancia de respetar el entorno natural y social, apoyando esta filosofía y adquiriendo sus prendas de manera responsable y selectiva.
Desde Unique te animamos a que te unas a la moda sostenible, que busca mejorar el entorno natural y social de manera inmediata, e implantar una manera de hacer las cosas pensando en el futuro de todo lo que nos rodea.